29/3/13

LOS DÍAS AZULES

De los domingos nace a veces un sábado,
caen las horas impacientes bajo el agua,
sobre el sueño de un humano que se encoge,
en el giro de un segundo que en él late.
Si mañana se encendieran las palabras,
brotaría de las rocas, la leyenda,
de las cumbres, el eco de un milagro,
que nos duerma entre una luna sempiterna.
Si mañana me recibo de soldado,
y en el hueco de mi pecho que tú palpes,
la ceniza sobresale a tantos años,
habré sido ante tu pena ya olvidado.
Mas el día en que me exhale de otros labios,
mi mirada será un triste pergamino,
o la tersa hondonada de una ola,
que se esboza al horizonte junto al sol.

Poema:
LOS DÍAS AZULES

No hay comentarios: