7/2/12

BÁLSAMO PERDIDO




Me puede caer el síndrome del aire
llevar las aguas en mis brazos
golpear los cerros con mis puños
y besar los campos con mis labios.

Sentir la brisa del estío diáfano
en el árbol, la sonda de mi llanto
con algarabías de valles y arrozales
en el fuego de algarrobos solitarios.

Ya se hunde la tarde en el alma
abriendo en el sol una llaga
dejando desplomar la mirada
y me flota y anida el Nirvana.

Puedo ser un rastrero reptil
enlodarme entero en el limo
de la esfera y estar desnudo
en sísmicas habitaciones...
y eyacular mi júbilo en el mar.

En el mar ser pirata angelical
para dejar mi cuerpo navegar,
navegar de horizontal a vertical
para gritar con todo mi dolor...
¡Llegué a la eternidad!

Poema:
BÁLSAMO PERDIDO